Método Hispania


En Hispania, escuela de español utilizamos un método docente propio basado en la conversación para el aprendizaje de las destrezas lingüísticas, donde el alumno es el protagonista de la comunicación. La filosofía de nuestro método adopta el error como el principio del aprendizaje, creando un clima agradable para estimular la participación del alumno en el aula sin miedo a equivocarse.

Los profesores son pieza clave para desarrollar nuestro método. Con su profesionalidad y esfuerzo logramos crear cursos “a la carta” diseñando las clases semanalmente en función de los alumnos que asistirán para que cada clase sea provechosa para todos los asistentes, y no siguiendo ningún manual o libro de texto concreto. El trabajo conjunto de los profesores con el Equipo de Coordinación Académica, y el hecho de trabajar siempre con grupos reducidos de alumnos, permite la evaluación contínua de la progresión de los estudiantes en el aula, por lo que no se precisa la realización de exámenes escritos frecuentes para certificar el cambio de nivel de los estudiantes.

Cada clase tiene como finalidad que el estudiante alcance unos objetivos lingüísticos del nivel en el que se encuentra. De esta manera, todos los estudiantes aprovechan al máximo las clases, sin perjuicio de los que acuden a clase menos días cada semana. Puesto que el ritmo de aprendizaje de cada alumno es diferente, cada estudiante cambiará individualmente de nivel. De esta manera, no se verá obligado a seguir el ritmo del resto de compañeros de nivel y podrá aprender español “a su ritmo”.

Nuestro método docente permite una flexibilidad máxima para los estudiantes, quienes pueden elegir semanalmente el número de clases a las que desean asistir, pueden detener sus clases si lo desean, cambiar sus horarios o cancelar algunas clases, ya que siempre pueden recuperarlas y siempre tomarán una clase para alcanzar unos nuevos objetivos lingüísticos de su nivel.